Monterrey +52 (81) 1972 0704

Noticias del día

Draghi se muestra optimista con la economía y moderado en la advertencia por la suba del euro

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, brindó una conferencia de prensa luego de la decisión del banco de mantener sin cambios la tasa de interés y el programa de compras.

El BCE mantuvo los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito sin cambios en 0,00 %, 0,25 % y -0,40 % respectivamente; repitiendo el mensaje de que seguirán en esos niveles por “un período prolongado que superará con creces el horizonte de sus compras netas de activos.”

En la conferencia de prensa, Draghi explicó que se sorprendieron por la reacción del mercado a las minutas de la reunión de diciembre, aduciendo que lo que mostraron ya lo había dicho él. Semanas atrás, luego de conocerse las actas de la reunión de diciembre, el euro se había apreciado. Con respecto al tipo de cambio dijo que lo importante es como se da el traslado a los precios. Repitió que el BCE no tiene un objetivo de valor particular del euro. Según él, la suba del euro tuvo que ver con cuestiones fundamentales y por la comunicación, “no del BCE”, sino de “alguien más”.

Draghi comenzó mencionando que la recuperación económica global está dándole un impuso a las exportaciones. Agregó que los riesgos para el panorama están balanceados. Se mostró optimista al indicar que el fuerte momento de la economía podría llevar a sorpresas positivas en cuanto al crecimiento. Entre los factores que podrían afectar al crecimiento colocó a los riesgos globales y al tipo de cambio.

En cuanto a la inflación, en el comunicado inicial, Draghi dijo que esperan que se mantenga en torno a los niveles actuales en los próximos meses antes de subir de nuevo. Agregó que la inflación subyacente sigue siendo débil y que subirá gradualmente en el mediano plazo.

Nuevamente volvió a pedir a que otros actores contribuyan más decididamente, señalando la necesidad de acelerar sustancialmente reformas estructurales.

Sobre el programa de compras afirmó que el banco central está comprometido con una tranquila implementación del programa. Dijo que desde el BCE no se favorece ningún país en particular y que tiene en cuenta el PIB y la población. En la reunión de hoy no se discutió sobre recortar el programa (tapering).

Ve muy pocas probabilidades de que se de una suba en la tasa de interés este año.

Consultado por la política de la Reserva Federal, manifestó cierta preocupación por los cambios en la política monetaria y que puede haber más preocupación por un ajuste monetario no deseado.

El italiano indicó que están viendo ajustadas condiciones en el mercado laboral alemán. En general, consideró que las subas nominales de los salarios son una señal convincente de inflación futura.

Durante la conferencia, el euro se disparó superando 1.25 contra el dólar por primera vez en tres años y mostró una recuperación desde mínimos en semanas contra la libra. La suba del euro puede haber estado motivo en la expectativa de que Draghi tuviera un tono más “dovish”, considerando el nivel del euro en el previa. Los rendimientos de los bonos alemanes subieron durante la conferencia, llegando a máximos desde el 2015, dándole un empuje extra al euro.